EL DIÁLOGO ES VITAL

El momento que atraviesa el país demanda que todos -actores políticos, líderes sociales y empresariales, dirigentes y ciudadanos-, mantengamos la calma y respetemos la institucionalidad.

Demandamos de las autoridades electorales responsabilidad, transparencia, agilidad y claridad en la entrega de resultados, como corresponde en el marco de la ley.

Atender las demandas de los candidatos dentro de lo que el proceso electoral permite, será la mejor forma de reconstruir la confianza y despejar las dudas levantadas por un anuncio precipitado e inadecuado, que solo causó incertidumbre en las fuerzas políticas y en la población en general.

Pedimos a los candidatos que, una vez que concluya el proceso electoral en todas sus fases y se anuncien los resultados de manera transparente, los acepten y, sin importar cuáles sean, demuestren su espíritu democrático y compromiso con el país, entablando un diálogo abierto, encaminado a la construcción de consensos y puntos de encuentro que garanticen la gobernabilidad y el bienestar de todos los ecuatorianos.

Invitamos a todos quienes creen en el diálogo como una herramienta eficaz para la construcción de una sociedad más democrática, a unir esfuerzos para lograr un GRAN ACUERDO NACIONAL que, en una visión compartida y un norte posible, nos permita avanzar hacia un mejor futuro y construir el país que todos queremos.

Como iniciativa ciudadana, autoconvocada y diversa, creemos en el diálogo como el camino para encontrar consensos que, en confianza, empatía y respeto, permitan una recuperación justa y sostenible del Ecuador.